Noticias

Juan Chalas recibe distinción “Cinturón 8vo dan” de la IJF

Luisa Martines, Juan Challas y Gilberto Garcia

Juan Chalas rebosa de felicidad. Y no es para menos. Más que celebrar 50 años de haber iniciado su carrera en el judo, recibir la distinción de “Cinturón 8vo dan” por parte de la Federación Internacional de Judo (IJF por sus siglas en inglés) es un orgullo para el inmortal del deporte dominicano.

“Este es un reconocimiento a la perseverancia, a la pasión que uno siempre le pone al judo y realmente lo que me conlleva es un mayor compromiso de seguir aportando, de seguir trabajando, seguir haciendo las cosas que hay que hacer para mejorar el judo en la República Dominicana”, manifestó Chalas al momento de recibir el reconocimiento de Gilberto García, presidente de la Federación Dominicana de Judo (Fedojudo).

Agradeció a Fedojudo que tuvo a su cargo la evaluación y sometimiento de la solicitud a la Confederación Panamericana de Judo, quien a su vez lo elevó a la IJF, responsables de otorgar este tipo de distinción.

“Este ascenso de grado para mi es todo un honor y a la vez convertirme en el primer dominicano vivo con esta distinción de 8vo dan en la actualidad, de la cual esperemos sigan llegando”, dijo Chalas, quien fue elevado al Salón de la Fama del Deporte Dominicano en el ceremonial de 2003.

Manifestó que esta distinción, la primera que recibe un judoca dominicano, le motiva a seguir educando e incentivando, a través del judo, a que la juventud sean mejores personas para la sociedad.

“Más que todo, es un reconocimiento al trabajo, a mi desarrollo a través de todos estos años aportando al judo a nivel nacional”, señaló el veterano señaló el veterano atleta.

Chalas fue un destacado judoca que participó en múltiples competencias nacionales e internacionales. Medallista de bronce en los Juegos Centroamericanos y del Caribe Santo Domingo 1974, siendo el primer judoca dominicano en obtener preseas en este tipo de evento. Ganó medalla de bronce en los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Medellín, Colombia, en 1978. Asistió a los Juegos Panamericanos de 1975 en México y a los de Puerto Rico en 1979.

“Mientras tenga vida no me voy a retirar porque el judo me mantiene vivo. Son de las cosas que realmente te dan ansias de seguir viviendo porque sientes que estás haciendo algo para la juventud, para personas que realmente tienen la necesidad muchas veces de tener esa enseñanza, ese acercamiento, esa disciplina, de todo lo que engendra la filosofía y los principios del judo, me alegra de ser parte de todo eso”, puntualizó Chalas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *