Nacionales

De atletas alto rendimiento a entrenadores de judo en el extranjero

SANTO DOMINGO. Damary Hodge, Alberto Ángeles, José Uribe y Terushige Hiromitsu tuvieron sus inicios en el judo en la República Dominicana y tras el retiro, asumieron la misión de entrenadores, pero en el extranjero.

Los cuatro dirigentes dominicanos dieron a conocer el rol que desempeñan en la actualidad durante sus participaciones en el Segundo Foro de Dirigentes que organizó la Federación Dominicana de Judo (Fedojudo) a través de la plataforma virtual zoom.

Por distintas razones, las glorias del judo tuvieron que emigrar a suelo extranjero y no dudaron en continuar el camino que habían escogido como deportistas. Desde hace años forman niños y jóvenes de diferentes nacionalidades a través de la práctica del judo.

Nativa de Pimentel y quien reside en Connericut, Estados Unidos, Damary Hodge recuerda sus inicios en la práctica del judo a los 18 años. Su forma imperativa y que no barajaba pleitos, fueron las razones principales que la motivaron a tomar el judo como deporte.

“Quería aprender a pelear mejor, pero el judo me concientizó. Me hizo otra persona con la disciplina”, confesó Damary, quien es profesional de Mercadeo e ingeniera eléctrica.

Ella compitió en Juegos Centroamericanos y Panamericanos durante los 10 años que estuvo en la selección superior. “La lección más importante que aprendí es luchar por algo y si caes, pararte y seguir adelante”, sostuvo Hodge, quien trabaja en la formación de una asociación de judo en Connericut. “La preparación académica es importante porque el deporte no es para siempre”, agregó.

El vegano Adalberto Ángeles emigró a España en el 2003. Recuerda que fue el primero de agosto, justo ese día era la inauguración de los Juegos Panamericanos Santo Domingo 2003.

Ángeles, quien reside en Barcelona, relató que desde ese año compitió en varios clubes de judo en esa nación, actividad que también compartía con el trabajo, hasta que tuvo que decidirse por esta última actividad.

“Mi vida sigue ligada al judo”, comentó Adalberto, quien ahora tiene su propio Dojo en Barcelona y es entrenador a tiempo completo con una matrícula de 300 judocas en las distintas categorías. “Intento transmitir los valores”, indicó Ángeles, quien se inició en el judo a la edad de seis años.

“El judo dominicano no tiene que envidiarle nada al de otros países”, aseguró Terushige Hiromitsu, quien nació en Dajabón y desde hace años reside en Elizabeth, Estados Unidos.

Hiromitsu, quien se retiró en 1986, tras partir a Japón, fue uno de los primeros judocas que integró el equipo de esa disciplina de la Policía Nacional.

Desde el 2015, cuando decidió entrenar a sus nietos en el patio de su casa, Hiromitsu formó un Dojo en el cual tiene una matrícula de 30 infantes.

Después pasar por deportes como atletismo, lucha, boxeo y béisbol, José Uribe fue atrapado por el judo en su natal San Cristóbal.

“Hoy día el judo es más estratégico y de un gran nivel”, sostuvo Uribe, quien jugó pelota a nivel de doble A con la Fuerza Aérea, y también fue campeón nacional de 1970 a 1973, tres veces monarca en Juegos Nacionales, e igual cantidad en Juegos Militares.

Perito en electrónica, egresado del Loyola, Uribe sigue ligado al judo en New Jersey, Estados Unidos. “Después de 1996 me retiré y me dediqué a entrenar”, agregó.

El foro con dirigentes del judo es organizado por la Fedojudo, con la coordinación de Leidi Germán, directora técnica de la entidad que preside el licenciado Gilberto García.

Un comentario en “De atletas alto rendimiento a entrenadores de judo en el extranjero

  1. Que lástima que no pude asistir, me gustaría saber si habrá una grabación de esa actividad,porqué 2 personas importantes para mi participaron Jose adolfo Uribe y damari Hodge

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *